Lazpiur 100 years

La Asociación Española de Fabricantes de Máquinas-herramienta (AFM) entrega a Miguel Lazpiur su insignia de oro

San Sebastián (Gipuzkoa), 11 de mayo de 2018

Miguel Lazpiur ha recibido hoy la insignia de oro de la Asociación Española de Fabricantes de Máquinas-herramienta (AFM) durante la Asamblea General celebrada hoy en el Parque Tecnológico de San Sebastián. Se trata del máximo galardón que otorga la organización, con 128 asociados del sector industrial.

El homenaje a Miguel Lazpiur reconoce toda su trayectoria profesional, que comenzó en 1960, cuando se incorporó a la empresa familiar, fundada por su abuelo a principios del siglo XX y que entonces regentaba su padre.

Como responsable en las últimas décadas de Lazpiur, junto con su hermano Agustín, ha convertido la compañía afincada en Bergara en un referente internacional en la fabricación de maquinaria (destinada sobre todo al sector de automoción) y de utillaje para forja.

Miguel Lazpiur ha liderado la innovación en su empresa, que posee una veintena de patentes (la primera la obtuvo en 1964) y tiene presencia en más de 25 países. También se ha implicado de forma activa en el tejido asociativo y empresarial vasco. Fue vicepresidente de la patronal guipuzcoana Adegi, además de presidir la Confebask entre 2005 y 2011, ocupar el cargo de vicepresidente de CEOE (2008-11). También pertenece a varios consejos de centros de innovación, ONGs…

“Un trabajo de equipo”

Miguel Lazpiur ha agradecido el premio a la dirección de AFM y lo ha recibido en nombre de todas las personas que, “comenzando por mi hermano Agustín” y siguiendo por el equipo de la empresa y todas aquellas personas que “dedican su vida al trabajo de construcción de maquinaria”. Y ha destacado a quienes se dedican a este sector porque “fabricar una maquina es una labor de creación” y porque requiere “un trabajo de equipo”.

El empresario guipuzcoano ha recordado con cariño sus estudios de formación profesional en el instituto Miguel Altuna de Bergara y ha resaltado la importancia del proceso de aprendizaje. También ha reconocido el valor del factor humano y el conocimiento adquirido por las personas, no solo de la tecnología. Durante su intervención ha subrayado algunas cosas que ha aprendido “que no estaban en los libros, como la humildad” o “saber escuchar” a los demás miembros del equipo.

 

Para más información, puede contactar con Eduardo Ortiz de Arri en el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono +34 647 770052